El lettering significa “letras dibujadas”, ni más ni menos. Esta técnica, de estilo libre, se desarrollada con una variedad enorme de materiales, que van desde pinceles, marcadores, plumas o lápices… El soporte para aplicarlo es infinito. Cualquier soporte que te imagines es perfecto; papel, vidrio, cartón, madera, chapa e incluso la piel misma, con diseños para tatuajes.